Deporte para mujeres embarazadas: ¿saludable o peligroso?

0
1481

La práctica deportiva para mujeres embarazadas es recomendable y beneficiosa tanto para la mujer como para el bebé. Sin embargo, dicha actividad física debe estar controlada por tu médico ya que dicha actividad debe ser relajada y no suponer grandes esfuerzos.

Los beneficios del ejercicio durante el embarazo son similares a los que podría experimentar cualquier persona en otro estado: aumento de la energía y la vitalidad, tonificación de músculos, reducción del dolor, mejora del tránsito intestinal, fortalecimiento de articulaciones, mejora del sueño y control del estrés y la ansiedad.

En particular, a las mujeres embarazadas también puede ayudarles a mejorar la respiración y paliar el dolor durante el parto. Además, evita la acumulación de exceso de grasa (aunque no obstante este es un tema complejo que hay que consultar con el médico).

Los ejercicios a realizar variarán según el estado del embarazo y la forma física de partida con la que cuente la mujer. Ante la presencia de hipertensión, mareos, hemorragia vaginal o fatiga habrá que tomar más precauciones y en casos partifulares de enfermedades cardiacas, parto prematuro, embarazo múltiple o feto con crecimiento inadecuado la práctica de deporte está contraindicada.

Las mejores actividades físicas para una embarazada son las que pueden hacerse en el agua: natación, hidrogimnasia, etc. ya que evitan impactos y esfuerzos innecesarios, mejoran la espalda y disminuyen la retención de líquidos.

Otras actividades como el yoga, pilates, bailar o simplemente caminar también son aconsejables para mantener los músculos en forma. Por otro lado, ninguna mujer embarazada deberá cargar peso ni hacer ejercicios abdominales, evitando cualquier actividad física que implique saltos, rebotes, subidas y ejercicios aeróbicos de cualquier tipo. Los deportes con cierto riesgo como el esquí, el buceo o la equitación tampoco son recomendables.

Para las futuras madres que necesiten iniciar una rutina física lo mejor es comenzar con salidas a caminar y natación suave. Si ya practicabas deporte anterioremente, puedes seguir haciéndolo pero reduciendo la intensidad física y consultando a tu médico ante cualquier rutina que pueda implicar movimientos abdominales.

Empieza poco a poco, con ejercicios graduales de 5 minutos hasta alcanzar progresivamente lo 30 minutos de ejercicio diario. Utiliza ropa cómoda y holgada y ponte un sujetador deportivo. En una tienda online de bebés encontrarás ropa adecuada para premamás. Beber mucha agua siempre es aconsejable y evita hacer ejercicio si estás enferma. Ante la más mínima molestia (dolores, cansancio, taquicardias), detén la actividad física consulta a tu médico.

En una tienda de bebés no sólo encontrarás objetos para tu pequeño, también hay disponibles varios complementos como sujetadores, bragas y bajas perfectos para las mamás deportistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here