Recomendaciones para la lactancia artificial

0
2391

Como todo el mundo sabe, la lactancia materna natural es lo ideal para todos los bebés. No obstante, en muchas ocasiones no es posible y por tanto las madres tienen que optar por la lactancia artificial con fórmulas preparadas. Estas fórmulas pueden encontrarse en una tienda de bebés y se clasifican básicamente en dos tipos:

  • Fórmulas de inicio: para las necesidades lactantes de un bebé durante sus primeros seis meses de vida aunque puede usarse junto a otros alimentos entre las seis y los doce meses.
  • Fórmulas de continuación: para ser usadas a partir de los seis meses con otros alimentos. Según las recomendaciones de la ESPGHAN (European Society of Pediatric Gastroenterology Hepatology and Nutrition) puede seguir suministrándose fórmulas de continuación hasta los tres años antes de dar el salto a la leche de vaca.

Para preparar un biberón hay que lavarse las manos y desinfectar tanto la tetina como el biberón. Siempre ha de usarse agua mineral sin gas y prepara el biberón antes de cada toma, no hacer una gran cantidad y dejarla lista para después. En caso de que se preparen varios deben guardarse en frío como mucho 24 horas.

El momento de la toma tiene que ser en un lugar tranquilo. El niño debe estar cómodo, semiincorporado con la cabeza apoyada en el brazo y el cuerpo sobre el antebrazo. Es importante nunca darle el biberón a un bebé acostado ya que existe peligro de aspiración.

La tetina del biberón siempre debe estar llena de leche y no de aire y nunca hay que olvidar que si el bebé no quiere no hay que obligarle a terminárselo si no le apetece.

Las tomas suelen durar entre 15 y 20 minutos y tras ellas hay que incorporar al bebé para que expulse los gases dándole golpes suaves en la espalda, de manera muy similar a cuando toma leche materna.

Algunos bebés pueden llegar a presentar un cólico lactante durante su primer trimestre de vida. Los síntomas son llanto constante, distensión abdominal y encogimiento de las piernas sobre el abdomen. El tratamiento de este cólico es complicado sobre todo si viene acompañado de otros síntomas como vómitos o diarreas que pueden deberse a intolerancia hacia las proteínas de la leche de vaca.

Las tomas deben espaciarse durante el día siguiendo las recomendaciones del pediatra para cada niño, así que las indicaciones del fabricante de la leche sólo son orientativas. Generalmente, durante las 2 primeras semanas de vida el bebé puede ingerir 8 tomas de 60cc. Entre la segunda y la octava semana las tomas se reducen a 7 pero de mayor cantidad, 90cc. Durante los siguientes meses las tomas se reducen a 5 diarias pero, como dijimos antes, las especificaciones particulares debe ajustarlas el pediatra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here