¿Trona o silla elevador para el almuerzo?

0
3547

La hora del almuerzo es muy importante para cualquier bebé, ya que no solo estamos hablando de cuidar su alimentación sino que además necesitamos incorporar al pequeño hábitos, rutinas y horarios saludables para comer. Existen numerosos tipos de asientos auxiliares que permiten tener a nuestro bebé sentado a la mesa de forma cómoda y segura.

child-933267_960_720

De esta manera el pequeño se sentirá seguro a la hora de comer ya que sus padre siempre están con él al mismo tiempo que los progenitores pueden alimentarle sin tener que alejarse de la mesa o de su propio plato de comida. En familia el almuerzo es mucho más agradable y divertido.

Las tronas son piezas de mobiliario totalmente independientes. Son sillas (algunas parcialmente plegables) generalmente de plástico y aluminio (aunque algunas pueden ser de madera) que incorporan tanto un asiento como una bandeja, la cual suele ser extraíble para facilitar el almacenamiento y la limpieza. Además de contar con un asiento ergonómico adaptado a la talla del bebé, muchas cuentan con un pequeño cinturón de seguridad para evitar que los bebés más nerviosos puedan caerse si se mueven con brío mientras esperan (o huyen) de la comida que transporta la cuchara de mamá o de papá.

La silla elevador, también conocida como asiento booster, es un pequeño asiento que se coloca sobre una silla normal. Gracias a una serie de correas, este asiento de seguridad permite mantener al niño firme en cualquier asiento que se ajuste a las medidas recomendadas por el fabricante de la silla elevador.

silla-elevador-blandita-portatil-saroGracias a estas sillas altas, los niños pueden sentarse y comer sobre la bandeja. Esto previene daños y manchas sobre la mesa del comedor o de la cocina, ahorrando muchos quebraderos de cabeza a los padres. La trona es el modelo más clásico y son una buena opción si hay suficiente espacio en el hogar. Por otro lado, la silla elevador blandita portátil cuenta con la ventaja de ocupar menos espacio y poder ubicarse sobre casi cualquier silla normal y corriente, lo cual puede hacer que resulte más versátil. Otra de las grandes ventajas de la silla elevador es que puede llevarse a bares o restaurantes para acomodar al pequeño a la mesa, cosa mucho más complicada de hacer con una trona, por muy pequeña, compacta o plegable que esta sea.

En cualquier caso, en las tiendas de bebé se pueden encontrar muchos modelos de ambos tipos de asientos. Todas las sillas altas cuentan con sistemás de arnés y/o barra de la entrepierna para que el bebé se mantenga en una posición correcta. Todos estos productos se someten a rigurosos procesos de homologación para certificar que son seguros y prácticos.

Por norma general, las tronas son utilizadas por bebés hasta los 3 años de edad. Los asientos elevadores pueden ser utilizados por niños algo mayores que todavía necesitan algo de ayuda para sentarse a la mesa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here