Hamaquitas: un respiro para las mamás

0
1681

A medida que el bebé va creciendo y comienza a ser un poco más activo, los padres agradecen tener algún apoyo extra para canalizar toda la energía del niño. Mientras se está en la calle, los pequeños suelen estar entretenidos con todos los estímulos que le llegan del exterior mientras pasea en un carrito en un fular de porteo. Sin embargo, en casa todo se vuelve mucho más repetitivo y hay que buscar la forma de mantener a los niños ocupados mientras buscamos un poco de descanso.

hamaquita-confort-rosa

Para estos casos, uno de los mejores accesorios que pueden adquirirse son las hamaquitas de bebé, que mantienen al niño en una posición cómoda. Consisten en un asiento acolchado y adaptado para el bebé que se coloca en el suelo. Es un buen sustituto para las cunas o los capazos de carrito móviles, porque están mejor preparadas que éstos para ser colocadas en el suelo y, además, cuentan con refuerzo para que el bebé esté en una posición segura.

Para qué usar la hamaca
Las hamaquitas de bebé suelen utilizarse en casa y tienen múltiples usos. Se puede colocar al bebé en ella y permanecerá en una postura semi-erguida muy cómoda para él y para la madre, ya que podrá controlarlo fácilmente y comprobar en todo momento si está bien, o si necesita algún tipo de atención. Puede usarse con algunos accesorios para el juego y así el pequeño estará entretenido, o bien como sustituto de la trona para la hora de la comida cuando el bebé aún es pequeño. La gran ventaja que tiene la hamaca es que es muy fácil de transportar por su ligero peso, incluso si el niño está sentado en ella, así que se postula como uno de los accesorios fundamentales para el cuidado de los pequeños.
A los bebés les gusta mucho pasar tiempo en la hamaquita ya que pueden observar y recibir estímulos del mundo mientras las mamás se encuentran haciendo otras tareas.Es un buen sustituto de la cuna a ciertas horas del día, cuando preferimos que el bebé se encuentre despierto y activo.

Cómo elegir un buen modelo
Antes de comprar la hamaca hay que tener en cuenta el peso y la longitud de nuestro bebé. Otro aspecto importante es el material y la seguridad del modelo. Además de un refuerzo acolchado en el asiento, deben tener un cinturón de seguridad con sus correspondientes anclajes en la sillita, adecuado para que el niño no pueda salir. Lo habitual es que tenga separador de piernas, pero esto variará en función del modelo que compremos.

Medidas de seguridad
La hamaca puede colocarse en posición rígida o como balancín. En cualquier caso, el niño debe estar bien colocado en el centro de la misma y con los cinturones de seguridad bien sujetos para evitar que pueda caerse lateralmente o hacia delante y se golpee con el suelo. Si la usamos durante la hora del almuerzo es importante que el bebé esté en una postura correcta para que el bebé se encuentre más cómodo y pueda tragar fácilmente los alimentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here