¿Viajar con niños? 5 consejos a tener en cuenta

0
519

Se acerca el verano y todos nos lanzamos a la carrera hacia nuestros destinos vacacionales. Ciudades europeas, playas, un viaje a la sierra… cualquier lugar es bueno para pasar unos días de relax alejados del trabajo y la rutina. Para que todo salga lo mejor posible, es importante planificar varios puntos antes de partir. Organizar una escapada no es fácil y cuando los más pequeños vienen con nosotros, todo se complica aún más. Échale un vistazo a nuestra guía rápida y disfruta lo máximo posible de tu viaje.

1) Lleva solo lo necesario. Elijas el destino que elijas, uses avión, coche o tren, aligera siempre tu equipaje. Una de las molestias más recurrentes cuando decidimos hacer una escapada es cargar con la casa a cuestas: si vamos quince días a un apartamento en la playa, tendemos a hacer una minimudanza para tener todas las comodidades allá donde vamos. Olvídate de eso. Viajar con un niño implica aumentar considerablemente el volumen de equipaje, así que elimina de tu lista todo lo superfluo: empaca solo lo estrictamente necesario. ¿La mejor manera de hacerlo? Usa tu ingenio. El tiempo que ahorres transportando bultos inútiles lo ganarás en ocio.

2) Organiza todo cuidadosamente. Para poder llevar lo imprescindible hay que tener muy claras las prioridades. No es lo mismo viajar a la playa que a la montaña: cada destino, cada método de transporte, requiere una serie de cosas. Si vas a la playa, tendrás que hacer una lista con todo lo preciso: crema protectora, bañadores, toallas, un gorro y algún que otro juguete para mantener a tu pequeño entretenido.

3) Piensa en la comodidad de tu bebé. Tendrás que empezar a pensar en la opción más recomendable para pasar un viaje más agradable. El avión suele ser la opción menos cómoda, ya que cargar todo lo necesario puede hacer que la factura del billete crezca considerablemente. Además, viajar en avión no te permite parar a estirar las piernas o respirar aire fresco, así que será más duro para vosotros y vuestro hijo. Si es imprescindible, cárgate de paciencia y lleva contigo en la cabina un kit de supervivencia con pañales, comida, algo de ropa de recambio y un juguete. Estudia también el sitio en el que vas a dormir y elije tu apartamento u hotel teniendo en cuenta a tu pequeño.

4) Equípate con lo necesario. El mercado te ofrece muchas soluciones para viajar con tu bebé. Hay productos especialmente diseñados para pasar unos días fuera de casa y suponen un plus de comodidad para cualquier escapada. Mochilas portabebés o cunas de viaje como las que ofrece el catálogo de Hiperbebé te facilitarán mucho las cosas.

5) Disfruta. Es lo más importante. En ocasiones, viajar se convierte en todo menos en unas vacaciones relajadas. Si tú estás estresado, tu hijo disfrutará menos. Olvídate de problemas y complicaciones innecesarias y céntrate en pasar unos días tranquilos en los que tu pequeño sea feliz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here