Trucos para bañar a tu bebé

0
92

Si es la primera vez que has bañado a un bebé es muy importante que tengas en cuenta las siguientes indicaciones antes de bañar a tu bebé.

En primer lugar, nunca debes dejar a tu bebé solo en la bañera ni aunque sea un momento para coger un pañal limpio, su ropita, o el teléfono cuando esté sonando. Recuerda antes de bañar a tu bebé todo lo que vas a necesitar posteriormente para que no tengamos un disgusto.

¿Cuantas veces puedo bañar a mi bebé?

Un recién nacido solo necesita un baño una o dos a la semana de cuerpo entero, ya que no se ensucian hasta que no empiezan a gatear. Lo que sí es importante que frecuentemente le laves las manos, la cara, y su área genital cuando lo cambies de pañal.

No es malo bañar a tu bebé diariamente, pero debes tener en cuenta que la piel de los recién nacidos suele irritarse con facilidad, por lo que es recomendable que encuentres un jabón especial para bebés o bañarlo solamente con agua.

También es importante que no sumerjas al bebé por completo hasta que se caiga el cordón umbilical. Durante esos días puedes pasarle una esponja suave por el cuerpo.

¿Dónde baño a mi bebé?

Lo mejor será que te hagas con una bañera que sea a la vez cambiador, que sea muy compacta para que la puedas trasladar cómodamente de un lado para otro de la casa, y útil para los primeros meses de vida del bebé.

Si aún no tienes ninguna, te recomendamos la bañera Flip Granola de Jané. Es súper ligera, resistente y tiene una cubeta ergonómica y reversible para usada en 2 etapas. Incorpora un cambiador para vestir y cambiar de pañal a tu bebé de una forma cómoda.

¿Cómo baño a mi bebé?

Sigue los siguientes pasos y verás qué fácil es la hora del baño de tu bebé:

  1. En primer lugar revisa que tienes todo lo necesario para tu bebé cerca: la toalla está extendida en el cambiador, la ropa, el pañal y el jabón. Por otro lado, mira que la temperatura de la habitación sea la adecuada para que no pase frío.
  2. Llena unos 7 centímetros la bañera de tu bebé con agua templada, que no queme.
  3. Echa en el agua poco a poco a tu bebé, utilizando tus manos para agarrarle con suavidad la cabeza y el cuello. Vierte de vez en cuando un poco de agua con un vaso de plástico sobre el cuello para que no se enfríe. Por otro lado, procura sujetar bien a tu pequeño cuando le eches el jabón, seguramente tienda a resbalarse.  
  4. No uses mucho jabón y lávale el cuerpo con tu mano, de arriba a abajo y de adelante hacia atrás. Y recuerda siempre con suavidad, nada de refregar.
  5. Asimismo enjuaga a tu pequeño con la ayuda de una toallita limpia, teniendo especial precaución en los ojos, nariz y orejas.
  6. Por último, enrolla a tu bebé en una toalla y sécalo con suavidad, sin frotarle. Revisa la piel del pequeño, si ves que está un poco irritada busca una crema hidratante para bebés y aplicarsela.

¿Añadirías algún consejo más a esta lista? ¡Déjanos un comentario!

Trucos para bañar a tu bebé
Valora este post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here