Consejos para que disfrutes sin riesgos del agua con tu bebé en verano

0
1408

Este verano queremos que disfrutes sin riesgos del agua con tu bebé. ¡No hay niño al que no le guste el agua! La explicación es muy sencilla, tu bebé se pasa cerca de nueve meses flotando dentro del vientre materno, por lo que ir a nadar es una actividad cercana para él y con múltiples beneficios, si se siguen los siguientes consejos.

Sois muchos los padres a los que les da miedo llevar a su pequeño a la playa o a la piscina. Sin embargo, es muy recomendable hacerlo a partir de los seis meses, tanto para que se diviertan como para comenzar las clases de matronatación, una forma de estimulación acuática para el bebé con muchos beneficios:

  • Ayudará a su desarrollo psicomotriz: al aprender a flotar en el agua, tu bebé obtendrá un mejor equilibrio, coordinación y fuerza para resistir.
  • Tu bebé será más sociable: jugar con otras personas le ayudará a tu bebé a desarrollar sus habilidades sociales.
  • Estimula sus sentidos: además de que disfrutes sin riesgos del agua con tu bebé, también te aportará a ti y a tu pequeño la relajación y la calma que necesitáis ambos.
  • Desarrollo de la creatividad: podéis echarle imaginación e inventaros juegos divertidos con los que jugar en familia o con otros niños.
  • Le dará confianza: no cogerá miedo al agua si tienes pensado apuntarlo a natación, lo que evitará ciertos accidentes en la piscina o en la playa.
  • Compartir momentos juntos: es una experiencia única para fomentar la unión entre tu bebé y vosotros como padres.
  • Importante que siempre que tu bebé esté en el agua esté acompañado de un adulto. Si estás en la piscina, elige siempre la zona menos profunda donde haya poca gente y estéis tranquilos. Si estás en el mar, te recomendamos que te bañes con tu bebé cuando sea algo más mayor.
  • Usa siempre un pañal bañador: los pañales normales no son aptos para bañarse dado que absorben el agua y se hinchan, mientras que los pañales bañadores tienen una cintura ajustable y no se hinchan con el agua.
  • Enseña a tu bebé a entrar en el agua de forma progresiva: primero deberá mojarse los pies y las manos, luego un pequeño chapuzón y ya después cuando esté más familiarizado con el agua podrá jugar y nadar. El baño no debería de durar más de 20 minutos las primeras veces, ya que los bebés tienden a enfriarse de forma rápida en el agua.
  • Después del baño, envuelve a tu bebé en una toalla o capa para el baño: evitarás que se enfríe. Igualmente dale una ducha y vístelo para que no le dé tiempo a coger frío, la regulación de temperatura de los pequeños no es igual que la de un adulto. Asimismo deberás quitarle el pañal bañador, no son reutilizables, y tirarlo a la basura.

Con estos consejos para que disfrutes sin riesgos del agua con tu bebé el verano será más divertido. ¡Ahora te toca a ti ponerlos en prácticas! ¿Añadirías alguno más a esta lista? ¡Déjanos un comentario!

Consejos para que disfrutes sin riesgos del agua con tu bebé en verano
Valora este post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here