Consejos para mantener la lactancia en verano

0
786

Los cambios en la rutina, los viajes, y el tiempo libre en familia en verano son factores que debes de tener en cuenta en vacaciones para poder mantener la lactancia sin alteraciones para ti y para tu bebé. Tener que dar el pecho en cualquier sitio y a cada hora delante de los demás puede ser algo incómodo, y puede que se convierta en una odisea, si tu bebé está hambriento a cada momento.

Aunque pueda resultar complicado dar el pecho, debes hacerlo para mantener las defensas de tu bebé y para no perder la lactancia materna natural, sobre todo si tu bebé tiene apenas 6 meses de vida. La lactancia natural proporciona una protección ante enfermedades diarreicas y otras infecciones respiratorias en los más pequeños, que nunca puede ser cubierta por una lactancia artificial.

Compartimos contigo varios consejos para que mantengas la lactancia en verano:

  • Ir con la ropa adecuada para dar el pecho a tu bebé: la idea es ir lo más cómoda posible para poder amamantar a tu hijo en cualquier momento, hasta en el pasillo de un museo, si a tu pequeño le entra hambre. Por lo que te aconsejamos que lleves un sujetador especial para la lactancia.
  • Planifica tu viaje: llévate en la bolsa de mano suficientes pañales y toallitas, por si surge algún imprevisto. Asimismo, a la hora de planificar el viaje, debemos de tener en cuenta que viajar con tu bebé impide que podamos hacer todas las actividades que queremos, por lo que planifica excursiones en las que puedas disfrutar tu y tu bebé a la vez.
  • Localiza los espacios para la lactancia materna: si es un viaje largo en coche, localiza las áreas de descanso o algún lugar en el que te puedas parar para dar el pecho a tu bebé. Si estás en un avión, la mayoría de las compañías tienen un área para que las madres lactantes puedan alimentar a sus pequeños o cambiarles. Ten en cuenta también que hay destinos en los que no se ve bien que las madres den el pecho en público a sus hijos, tendrás que consultar cuales son las normas del país.
  • Mantén una dieta equilibrada: si eres madre primeriza, fundamental tomar buena nota de esta parte. Las madres lactantes deben tener más cuidado con la alimentación y la bebida, puesto que tu bebé come de ti. Por lo que si tienes que darle a tu bebé el pecho, y has tomado alguna bebida con alcohol, te recomendamos que esperes al menos 4 o 5 horas para dar de nuevo el pecho a tu bebé. Una solución para que no no tengas que esperar muchas horas es extraer la leche materna con un sacaleches y congelarla, recuerda que es el único alimento con más eficacia que refuerza las defensas del pequeño, la salud de tu bebé te lo agradecerá cuando comience el invierno. Asimismo, ten en cuenta que si viajas en avión deberás informar a tu compañía y a las autoridades que llevas leche materna en tu equipaje, para que no nos llevemos luego un disgusto.

¡Con estos consejos ya estarás lista para viajar, ahora a disfrutar de las vacaciones!

¿Tienes un truco más para mantener la lactancia en verano? ¡Cuéntanos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here