¿Qué necesitas saber sobre las sillas de coche para tu bebé?

0
815

La seguridad vial es fundamental y por ello es necesario adoptar todas las medidas a nuestro alcance, no sólo por cumplir la ley sino sobre todo para proteger a nuestros seres más queridos. Los niños y los bebés son el grupo de la población más frágil en caso de un accidente de tráfico, por eso es tan importante contar con las sillas para coche de bebé adecuadas a cada grupo de medida y peso. En una tienda online de bebés encontrarás todas las marcas y modelos que puedas necesitar.

Para elegir una silla adecuada es más importante fijarse en el peso y en la estatura antes que en la edad ya que obviamente no todos los bebés crecen al mismo ritmo. Estos son los grupos de las sillas infantiles:

  • Bebés (grupo 0+): desde los 0 a los 13 kg, de 40 a 75 cm aproximadamente. Suele cubrir a los niños con 1 año de edad.
  • Niños pequeños: entre 9 y 18 kg, entre 70 y 105 cm. Abarca a los niños entre 9 meses y 4 años.
  • Niños mayores: entre 15 y 36 kg, con una estatura comprendida entre los 100 y los 150 cm. Este segmento abarcaría edades desde los 4 años hasta los 12 aproximadamente.

Las sillas de coche para bebé se instalan usando los anclajes ISOFIX o el cinturón de seguridad, siendo el sistema ISOFIX la forma más rápida y segura de instalar la silla infantil. Es vital que el bebé no viaje en una silla más grande de la que le corresponde ni tampoco más pequeña, por eso hay que vigilar su crecimiento y realizar el cambio en cuanto la silla no se ajuste perfectamente a sus medidas. Es recomendable que el bebé viaje de espaldas a la marcha siempre que sea posible, aunque llegado cierto peso y altura deberá colocarse en la misma dirección de la marcha. Antes de tomar esa decisión lo mejor es mirar las recomendaciones del manual de cada silla.

Hay que cambiar de una silla del grupo 0+ a una del grupo 1 cuando la cabeza del bebé sobresalga de la carcasa de la silla. El cambio de la silla del grupo 1 a una silla del grupo 2 o 3 debe ser cuando los hombros del niño queden 2cm por encima de los arneses en la silla infantil. A partir de 1,35 o 1,50 metros el niño ya no está obligado a viajar en silla infantil, aunque al menos se recomienda un cojín elevador con respaldo hasta los 12 años.

Otro detalle interesante a tener en cuenta ha sido descubierto hace poco en recientes test de accidentes viales. Cuando un bebé o niño pequeño viaje en una silla adaptada, es más seguro que lo haga sin la chaqueta o el abrigo puesto. Si lo lleva puesto, en caso de accidente esta prenda podría favorecer el deslizamiento del cuerpo del niño haciendo que se escape del sistema de seguridad. Por eso si hace frío, además de utilizar la calefacción, puede quitarse el abrigo y colocarlo encima del bebé como si fuera una manta, de esta forma correremos menos riesgos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here