Técnicas para empatizar con tu bebé

0
1586

La llegada de un bebé a casa es un cambio de vida drástico sobre todo para los padres primerizos. Indudablemente el amor que sentirán por este bebé es infinito, pero ni todos los cuidados, consejos familiares y orientación previa pueden enseñar tanto como la propia experiencia.

Para adaptarse a la llegada del bebé los padres (y los hermanos y demás familia del hogar) deben prepararse previamente. Los accesorios de bebés disponibles en una tienda de bebés son fundamentales para adecuar el hogar ante la llegada del bebé.  El nacimiento del bebé es un momento de gran felicidad pero viene seguido de algunas dudas y temores, algo lógico ya que es necesario cuidar a una personita muy frágil que no puede expresar qué necesita o cómo se siente de forma clara.

Los padres deben asumir pronto los cambios en su vida de pareja y en las rutinas de su día a día… que en general se verán bastante trastocadas por los ritmos de sueño y alimentación que necesitará el bebé.

Por eso es importante empatizar con el bebé, ya que aunque todavía estamos muy lejos de poder hablar con él, es posible conseguir una comunicación muy poderosa a través de la empatía. Hay que allanar ese camino a través de la observación en primer lugar. Tu bebé y tú sois desconocidos de entrada, así que observar sus más leves gestos faciales y sus movimientos te irán dando claves de cómo acercarte a él, cuándo está cómodo, cuándo necesita algo o cuándo está molesto.

Ante todo siempre hay que respetar sus ritmos de sueño y alimentación. A medida que vaya creciendo puede aprender rutinas y horas específicas para alimentarse y dormir, pero durante los primeros meses no toca más que adaptarse a lo que necesite y cruzar los dedos para que no de mucha guerra durante la noche.

Resueltas las necesidades básicas es posible empatizar mejor con el bebé. Para ello es muy importante contacto físico: las caricias, los abrazos, las siestas piel con piel y por supuesto siempre que sea posible y nada lo impida, dar el pecho al bebé. También es fundamental hablar mucho con el bebé, cantarle canciones y que nos escuche hablar en un tono relajado y cariñoso. Aunque evidentemente no pueda entender lo que decimos, de forma instintiva puede captar el tono con el que se habla y si es relajado y cercano le aportará tranquilidad. Además, escuchar la voz de sus padres va forjando lentamente un fuerte vínculo.

Los primeros meses pueden resultar bastante caóticos, pero superada esta barrera las cosas se van haciendo más fáciles ya que el bebé empieza a ganar autonomía y se regula el sueño y la alimentación. La familia debe prestar especial atención a la madre para identificar si padece depresión postparto. Se trata de una situación psicológica muy habitual relacionada con la adaptación al bebé, los miedos y las responsabilidades que este nuevo estilo de vida traen. Con el apoyo de la familia no debería ser difícil salir de este bache para poder estar al 100% con el bebé.

Para hacer más cómoda la estancia del bebé en la casa, en una tienda online de bebés encontrarás de todo: desde ropa, cunas y sillas de transporte hasta juguetes educativos y accesorios para alimentación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here