La diversión de tu bebé, tan importante como su salud

0
1261

La diversión y el juego son elementos fundamentales en el desarrollo de los bebés y los niños. A través del juego se aprenden herramientas sociales como la tolerancia, se desarrolla la imaginación, se mejora la coordinación y se adquieren un sinfín de conocimientos útiles para la inteligencia emocional de las personas.

Jugar con nuestros hijos además ayuda a reforzar nuestros vínculos con ellos, mejora la confianza y en definitiva aporta mucha felicidad para todos los miembros de la familia. Por ello hay que desterrar algunos pensamientos que vinculan el juego con la improductividad o la pereza: los bebés están en ese momento de la vida donde tienen plenitud de tiempo para aprender valores a través del juego y no debemos limitar eso, sino potenciarlo de todas las formas posibles y participando en sus juegos siempre que sea posible.

El juego en familia mejora la comunicación y el aprendizaje espontáneo del niño, mejorando su autoestima y las relaciones interfamiliares. El niño gana seguridad mientras potencia habilidades sociales y emocionales. La empatía, la comprensión y el respeto pueden adquirirse a través del juego de roles (cocinitas, muñecos, etc.) preparando al bebé para los desafíos que le esperan más adelante.
balón

Muchos otros juegos mejoran la creatividad y la percepción espacial. Realizar dibujos, jugar con arcilla o con grandes piezas de colores y formas distintas mejora mucho estos sectores de la inteligencia. Está demostrado que los niños imaginativos son menos agresivos, más tolerantes y más resolutivos con las tareas del colegio.

Los juegos no sólo tienen beneficios emocionales, también aportan numerosas ventajas físicas. En una sociedad donde la obesidad infantil es una peligrosa plaga, tan importante es cuidar la nutrición de los pequeños como vigilar su actividad física y combatir el sedentarismo. La mayoría de los juegos tradicionales se realizaban en la calle a pleno aire libre e implican una considerable actividad física. Jugar a algún deporte de pelota como el fútbol o el baloncesto, el escondite, pillar, saltar la comba, etc. siempre han sido estupendas actividades físicas para los niños.

Los bebés pueden participar en juegos físicos sencillos. De hecho, jugar al escondite con sus padres es una de las actividades que los pequeños encuentran más divertidas. Los columpios para bebés también son juguetes muy adecuados. Lo primero que hay que hacer es contar con un espacio amplio y libre de obstáculos para su instalación. A la hora de comprar columpios para bebés es necesario fijarse en que se encuentren debidamente homologados y cumplan todas las normas de seguridad requeridas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here