Cunas con cajoneras: una buena solución para guardar las cositas de tu bebé

0
1585

Cuando un bebé llega a la familia todo cambia: los horarios de los padres, la disposición del hogar y, sobre todo, el espacio. Aunque el bebé duerma en la habitación de los padres durante los primeros meses, lo habitual es destinar una habitación para su cuidado, guardar la ropa del pequeño y almacenar todo lo necesario para su cuidado. En casas grandes no hay problema, pero en apartamentos pequeños esto puede ser todo un desafío. Por eso, los muebles modulares son los mejores para tener cada cosa en su lugar y que todo esté a mano cuando se necesite. En Hiperbebé tenemos las mejores soluciones para el almacenaje y el cuidado del bebé, por lo que si necesitas ideas, sólo tienes que echar un vistazo a nuestro catálogo.

Las cunas cajoneras

Este tipo de cunitas es perfecto si quieres tener las mudas, las sábanas u otros elementos cerca del bebé. Lo mejor es que el espacio se aprovecha mucho gracias a la integración de los cajones en la cuna. Por ejemplo, éstos pueden ir en la parte de abajo o en uno de los laterales. Así conseguirás una cuna de un tamaño normal, pero con algunos accesorios más.

Hiperbebé

Revisa la seguridad

Es importante que al comprar la cuna con cajonera revises todas las medidas de seguridad de la misma. Hay algunos modelos que, por su diseño, no permiten que la barandilla lateral se baje y por tanto, sólo podrás coger al niño desde arriba. Otras son modulares y, por tanto, hay que tener cuidado al montar los cajones para que no se muevan y queden completamente fijos. Un detalle importante es el peso: debe estar totalmente equilibrado para que la cuna no se vuelque.

Cunas modulares

Las cunas modulares son muy útiles porque puedes montarlas a tu gusto. Así, incluso podemos tener la cuna y el cambiador en el mismo mueble, aunque en este caso sí que será un poco más grande de lo normal. Lo mejor es que busques una solución que se adapte a tu espacio y permita que todo esté accesible en cualquier momento.

Convertibles

Una gran ventaja de este tipo de cunas es que después puedes adaptarlas. Si escoges un modelo amplio puedes convertirlo en una cama nido conforme el bebé vaya creciendo e, incluso, en una cama auxiliar para las visitas si eliges una cuna modular cuya forma puedas adaptar a tu antojo. Sólo necesitarás modificar algunos de los detalles y tendrás un mueble completamente funcional para guardar todas las cositas de tu bebé.

Buena inversión

Es cierto que esta modalidad de cuna es algo más cara que la tradicional, sin embargo a la larga es más rentable ya que te permite prescindir de otras piezas de mobiliario,como estanterías o cómodas, necesarias para guardar la ropita y artículos de tu bebé. Sería bueno preguntarnos: ¿Tenemos espacio suficiente o queremos que todo esté en un sitio cercano y ordenado? De nuestras necesidades y el entorno del que dispongamos dependerá la decisión que tomemos.

Valora este post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here