Dulces Sueños

0
2266

bebesUna de las principales preocupaciones de los padres que acaban de tener a sus bebés se refiere al sueño, a que estos puedan descansar convenientemente y a que duerman las horas necesarias. Por ello, es necesario disponer de una cuna y una rutina para el descanso.

Y es que es fundamental saber que, en base al tiempo que tengan los niños, estos necesitarán dormir un mayor o menor número de horas. Algo esto que irá afectando también a los progenitores, ya que supondrá que conforme sus hijos vayan creciendo ellos puedan ir descansando más y mejor.

En concreto, los expertos en pediatría y en puericultura coinciden en subrayar que los hábitos del sueño en función de la edad de los bebés son los siguientes:

  • Recién nacido. En este momento, los pequeños no conocen la diferencia entre el día y la noche por lo que pueden estar durmiendo en sus cunitas entre dieciséis y veinte horas. Eso sí, cuando despierten, que será aproximadamente en intervalos de un máximo de cuatro horas, necesitarán comer y lo manifestarán llorando de forma enérgica.
  • Pequeños de tres semanas. Hasta un máximo de dieciocho horas pueden descansar en sus minicunas los niños de esta edad que por la noche se irán despertando menos y que por el día aprenderán a estar más tiempo despiertos.
  •  Dos meses. Un máximo de quince horas es lo que suelen dormir estos pequeños que, al contrario de lo que se suele decir, siguen despertándose por la noche para comer.
  •  Cuatro meses. Tanto si duermen en cunas de viajes, compradas en una tienda de bebé, como en cunas de diario, los pequeños de esta edad pueden dormir hasta once horas realizando dos siestas durante el día.
  •  Seis meses. Los padres de niños de este tiempo ya podrán comenzar a descansar más ya que estos irán durmiendo mucho más horas durante la noche.
  • Un año. Cuando todo parecía que comenzaba a normalizarse, en cuanto al sueño, el bebé cumple su primer año de vida y eso supone que, empiece a descubrir el mundo que le rodea, por lo que costará mucho más llevarlo a dormir durante la noche. Eso sí, en general, descansará unas once horas aproximadamente más dos siestas.
  • Dos años. Trece horas diarias son las que suelen descansar los pequeños de esta edad que seguirán mostrando resistencia a la hora de dormir.

Teniendo en cuenta estos parámetros sobre el sueño en bebés, es fundamental que los padres sepan que existe una serie de consejos que le ayudarán a conseguir que sus hijos puedan mejorar sus hábitos al respecto:

  •  Cuando son recién nacidos, para que aprendan a diferenciar el día de la noche, se recomienda que en horario matinal se les hable en un tono normal y en horario nocturno más bajo y suave.
  • A partir de los cuatro meses, hay que comenzar a establecer unos horarios tanto para dormir como para las siestas.
  • Cuando ya tiene el año hay que determinar una rutina que le calme y facilite que se vaya a descansar por la noche: baño, cena, lectura de un cuento…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here