Minicunas: haciendo que tu bebé se sienta protegido

0
726

Si hay un mueble importante en la vida de un pequeño, esa es la cuna. Juega un papel importante en el desarrollo de cualquier niño: es el primer contacto que tienen con el hábito de dormir y representa un elemento que ordena su rutina: un entorno específico para una actividad regular. Sin embargo, no todas son iguales. Más allá de la estética, existe un amplio catálogo de modelos con diferencias funcionales. ¿Qué tipo de cuna es la adecuada en cada etapa? La respuesta parece clara para los primeros meses: las minicunas.

Cuando nacen, los bebés están acostumbrados a un entorno cercano y puede que no toleren demasiado bien los espacios grandes. Es lógico: han pasado nueve meses en el cuerpo de su madre y sentir que no hay nada a su alrededor puede hacer que se asusten y se sientan intimidados. Las minicunas son una opción perfecta para evitar esa sensación. Representan un entorno mucho más acotado que las cunas normales y eso proporciona seguridad a los pequeños. Sentir los límites del mueble evita que se sientan incómodos, pudiendo así descansar con más tranquilidad.

Las minucunas pueden ser de diferentes formas y tamaños. Existen modelos que combinan una estructura de madera fija con un pequeño espacio para dormir, similar al de las cunas grandes; cunas portátiles para poder llevar a nuestro hijo con nosotros por la casa y tenerlo siempre cerca; capazos fijos y móviles, conocidos popularmente como moisés, que suelen incluir una pequeña visera a la cabeza de la estructura y tener una decoración más pomposa, etc.

Sean como seas, las minicunas son una opción perfecta para que tu hijo empiece a soñar en un espacio tranquilo y en el que se sienta fuera de peligro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here